Libro: "Los extraños"

Autor/a: Jon Bilbao Editorial: Impedimenta (Argentina) Traductor/a: Año: 2022 Páginas:133

Acercándonos a la lectura 10/02/2023 Redacción Regionalisimo Redacción Regionalisimo
9788418668623_1

Acercándonos a la lectura                                                                                 Por Mirta BaraleMirta Barale


Bilbao es uno de los, relativamente, nuevos escritores españoles, ya con muchos libros y premios en su haber. 
Jon y Katharina son una joven pareja. Están pasando el invierno en la casa de los padres de él, en las afueras de Ribadesella, una pequeña ciudad de la costa del Mar Cantábrico, en el norte de España. Viven solos, porque los dueños de casa se han mudado a las Islas Canarias, su lugar en el mundo para pernoctar en los meses fríos del año.
Jon escribe artículos científicos para una enciclopedia; Katherina, alemana, maneja muy bien la lengua castellana, por lo que traduce textos para una editorial. Lleva un incipiente embarazo no muy deseado. La rutina, el trabajo y el tiempo frío, lluvioso y gris, los mantiene un tanto aburridos, especialmente a ella.
Una  noche, al mirar por la ventana hacia el pueblo, ven que tres luces se mueven, van y vienen como si juguetearan sobre el cielo de Ribadesella. Se distingue perfectamente a tres platos voladores, de distintas formas. Después de un rato, desaparecen de forma tan repentina como habían aparecido. La noticia recorre los primeros planos de los noticieros del país, y la ciudad comienza a llenarse de curiosos y ufólogos, cientos de ellos, que se instalan con sus carpas y equipos en un pequeño valle que da a una de las playas del pueblo.
Sorpresivamente, Joe y Katherina también reciben visitas. Markel y Virginia. Él dice ser un primo lejano de Joe, aunque ninguno de los dos recuerda al otro. Antes de aceptarlo, Joe habla con sus padres en Canarias, quienes se alegran de esa llegada, le confirman el parentesco y le dicen que lo reciba. En el enorme caserón, los recién llegados se instalan abajo, ya que Joe y Kathe viven arriba.
Markel había quedado huérfano a los 11 años y su abuelo se lo había llevado a vivir a Chile, en donde hizo una gran fortuna que ahora el nieto parece derrochar. Está acompañado por Virginia, joven misteriosa, no se sabe muy bien qué los relaciona, y esto despierta curiosidad entre la pareja anfitriona. 
La rutina de las tareas cotidianas, ahora repartidas, el ir y venir al pueblo, los paseos, las charlas, los encuentros con los fanáticos ufólogos y seguidores de extrañas creencias, hacen que el tiempo pase. Pero los anfitriones comienzan a sospechar que estos dos habían venido para algo no muy bueno. Los espían, los escuchan a escondidas, los siguen en sus salidas al pueblo, especialmente a Virginia. Al verse descubiertos, los visitantes desaparecen tan silenciosa y misteriosamente como habían llegado, la misma noche en que vuelven las luces voladoras. 
Es un nouvelle, texto entre cuento y novela. Por su extensión, es como un cuento largo,  aunque, por su intensidad y contundencia descriptiva parece una novela, en especial, por el clima de intriga y misterio que lentamente van creando los hechos y los diálogos certeros, aunque nada deje de ser aparentemente rutinario y común. Excelente el manejo de la narrativa y la lengua.
Muy buena lectura.  

 

Lo más visto
EFA Alpina

Desarrollo entre Inta y EFA del tambo

Redacción Regionalisimo
Regionales 12/07/2024

Escuela de Formación Agraria (EFA) de Colonia Alpina y el Inta Malbran trabajan mutuamente para extender los conocimientos en lechería al alumnado. La misma se enmarca en el programa de extensión de la Agencia de Extensión Rural Malbrán

La casta popular paga la fiesta

La casta popular paga la fiesta

Por Silvana Melo
Opiniones 12/07/2024

El hombre adolescente se organizó un acto vacío y totalitario para todos los que aceptaron marchar clavados a su anzuelo y, horas más tarde, el presidente y su vice se montaron en un tanque y jugaron a la guerra. A espaldas de la memoria y la verdadera libertad. Mientras tanto, la gente muere de frío en la calle. Y el déficit cero es la excusa para la insensibilidad extrema.

Suscríbete gratis al Boletín Informativo para recibir periódicamente las novedades