El problema no es Milei

Milei es hijo de nuestras miserias, de lo que no hicimos y de habernos convertido en racionalistas que usan la palabra para justificar lo que resulta éticamente intolerable. Sí, racionalistas, porque el “que se vayan todos” no nació de un cálculo ni de un análisis teórico, sino de la rabia y la indignación colectivas. Nació de abajo y fue desfigurado arriba.

Opiniones 21/09/2023 Raúl Zibechi
La culpa no es de Milei

(APe).- ¿Qué hicimos en estos 20 años con la potencia creativa y destituyente de 2001? ¿Qué nos hicimos con aquella tremenda capacidad de criticarlo todo? ¿Dónde quedó nuestra intransigencia anclada en valores y principios? ¿Dónde perdimos la rabia y la capacidad de indignación?
En pocas palabras, sacrificamos el heroísmo colectivo del “que se vayan todos”  en el altar del pragmatismo, del cálculo chiquito y rastrero que nos llevó a pensar sólo en términos de lo que ganamos o perdemos, de votos y favores. De rebeldes nos convertimos en calculadores fríos y distantes.
La fuerza que nos llevó a ocupar fábricas y plazas y ponerle el cuerpo a la yuta, esa garra colectiva que nos permitió derribar corruptos y neoliberales, terminó amansada por otros neoliberales pero con discursos progres y por compas que claudicaron cobijándose a la sombra del poder.
No nos engañemos, Milei es hijo de nuestras miserias, de lo que no hicimos y de habernos convertido en lo que somos: racionalistas que usamos la palabra para justificar lo que resulta éticamente intolerable. Sí, racionalistas, porque el “que se vayan todos” no nació de un cálculo ni de un análisis teórico, sino de la rabia y la indignación colectivas. Nació de abajo y fue desfigurado arriba.
Empezamos por construir organización en base a planes, y justificar el convertirnos en “punteros buenos” para repartirlos, siempre caprichosamente, porque con los años se perdió la transparencia, donde la hubo, y se dejaron de hacer asambleas para decidir cómo y a quiénes entregarlos. Los planes se convirtieron en la peor forma de domesticación colectiva, siempre justificada por las urgencias del pueblo.
No hay nada más funcional al progresismo que la derecha. Y viceversa. El macrismo necesita al kirchnerismo. Y viceversa. Pero ahora los dos lados de la grieta necesitan a Milei, para decir: “vótenme porque puede ser peor”. Milei es el mejor argumento electoral para perpetuar la grieta y seguir reproduciéndola.
Ahora que estamos empezando a tocar fondo, que estamos terminando de hundir esa barca colectiva que llamamos sociedad, Milei es el mejor argumento para evitar mirarnos en el espejo y reconocer nuestros horrores. Porque no fueron errores. Nadie se equivoca 20 años seguidos. Tocamos fondo por la comodidad de colocarnos a la sombra de lo fácil, por puro conformismo y por nuestra incapacidad de romper y decir las cosas claras. Es el camino del infierno… el que nos lleva a Milei.
Lo peor que podemos hacer ahora es decir que no tenemos nada que ver con Milei, que proviene de otra galaxia, cuando en realidad salió del riñón de los que crearon la grieta para dominarnos.
Los más temibles son los lobos con piel de cordero. Esos que hablan lindo del pueblo y se abrazan con los poderosos, que miran hacia abajo cuando se trata de juntar votos. Entre ellos hay unos cuantos vendidos (y vendidas) que emiten discursos hasta radicales, pero que los escuchamos aunque sabemos que mienten.
¿Sabían que Francia Márquez (*) visita África financiada por la Fundación Soros y la USAID? No está haciendo giras para apoyar a los países que, a través de tristes golpes de Estado, buscan liberarse del yugo neocolonial. ¿Qué está haciendo en ese continente? ¿Qué otra cosa podría hacer una mujer como ella, que apoyar la lucha contra Francia? ¿Qué les sugiere? ¿que la financie el imperio? Al parecer, y según declara, fue a “fortalecer las democracias”… ¿Justo ahora?

Un renglón aparte merecen los llamados intelectuales. Esos que pisaron las periferias cuando les era rentable (académica y políticamente) y ahora hacen malabarismos para no decir que la caca es mierda. Como con Milei, el problema no son ellos sino nosotros que los escuchamos.
Creo que es hora de romper amarras con todo esto, con esa ética del “vale todo para ganar el gobierno”. El problema no es Milei, somos nosotros.
(*) Vicepresidenta de Colombia

Te puede interesar
Acá abajo no vive nadie

Acá abajo no vive nadie

Por Silvana Melo
Opiniones 06/03/2024

La historia desparramó gobernantes ciegos que no han visto la tierra ocupada. Roca leyó como desierto el mapa de la Patagonia. Bullrich no ve más que guanacos en Chubut. Un funcionario de Felipe Solá aseguraba que las megafactorías se debían ubicar en Chaco o Catamarca, “lugares del país donde no hay nada”. Abajo, para los gobernantes, no vive nadie.

Veintisiete millones de pobres para el superavit fiscal

Veintisiete millones de pobres para el superavit fiscal

Por Silvana Melo
Opiniones 01/03/2024

A un 57,4% llega la pobreza en el país. El presidente tiene una planilla de excell en su cabeza. En el corazón le late el superávit falluto que festejó hace horas y puso en andas a Luis Caputo. Ya no el déficit cero, sino el superávit. A costa de los que han sido y serán déficits fiscales, sociales y vertebrales. Estos 27 millones de pobres. Estos siete millones en la indigencia.

de picanas y sicarios

De picanas y sicarios

Carlos del Frade
Opiniones 24/04/2024

Gente vinculada a los grupos paramilitares o parapoliciales de los años setenta se nutren de las bandas narcopoliciales actuales para traer una amenaza de muerte a una joven abogada rosarina. Los intereses de los desaparecedores de los años setenta se presentan como vinculados a los que manejan la industria del sicariato en el tercer milenio.

Las fuerzas del cielo

¿Quién maneja las fuerzas del cielo?

Por Daniel Esposito
Opiniones 08/03/2024

El debate sobre el rol del Estado dejó esta semana claras definiciones del Papa Francisco, en obvia colisión con el ideario del presidente Javier Milei. Lo que muchos esperaban –incluido este columnista- que ocurriera antes o durante la cumbre en el Vaticano, terminó sucediendo semanas después.

del frade

Deudas y saqueos: De la resignación al protagonismo

  Por Carlos del Frade
Opiniones 21/05/2024

Lo que sigue es el prólogo de un nuevo libro de Carlos del Frade. Investigación periodística y denuncia política cultural sobre los dos siglos que se cumplirán en julio de 2024 del empréstito de la Baring Brother. Pero lo económico y financiero es solamente una parte de una imposición cultural y política que viene desde hace tiempo y que nos sumerge en el más profundo individualismo.

Lo más visto
Beagle

Investigan el carbono azul del Canal Beagle, clave para la salud del planeta

Por Eliana Piemonte
Sociedad 20/05/2024

Los ecosistemas marinos tienen gran capacidad de capturar carbono y mantenerlo alejado de la atmósfera. Esto es vital ya que el dióxido de carbono es uno de los principales gases productores del efecto invernadero que sube la temperatura de la Tierra. Un equipo de la UNC y el Conicet estudia el carbono azul en el Canal Beagle.

del frade

Deudas y saqueos: De la resignación al protagonismo

  Por Carlos del Frade
Opiniones 21/05/2024

Lo que sigue es el prólogo de un nuevo libro de Carlos del Frade. Investigación periodística y denuncia política cultural sobre los dos siglos que se cumplirán en julio de 2024 del empréstito de la Baring Brother. Pero lo económico y financiero es solamente una parte de una imposición cultural y política que viene desde hace tiempo y que nos sumerge en el más profundo individualismo.

Suscríbete gratis al Boletín Informativo para recibir periódicamente las novedades