De carne de cañón a carne de perversión

Hace poco escribí -dice Alfredo Grande- que la pedofilia no era una orientación sexual sino una desorientación mental. Ya que vulneraba el principio general de equivalencia, base de la cultura no represora. En otras palabras: la pedofilia supone una relación jerárquica, la más atroz de las asimetrías. Pero los manifiestos pedófilos lo equiparan con cualquier orientación sexual.

Opiniones 02/05/2023 Alfredo Grande
Editorial1

(APe).- A la expresión “carne de cañón” siempre la asocié a la infantería, fuerza militar integrada por adolescentes y niños. Infantes. Y era para hacer gastar bala al enemigo. Consultando la versión digital del Pequeño Larousse Ilustrado, cuya identidad autopercibida es Wikipedia, leo:  Los cañones, cuando se utilizaban contra las cargas de caballería o de infantería no utilizaban balas, se los llenaba con metralla y trozos de cadena. De modo que, al disparar expandían una nube de fragmentos y de cadenas girando a enorme velocidad que actuaban como una picadora de carne, arrancando brazos y piernas y haciendo agujeros tremendos en los torsos de las primeras filas. A los que venían detrás les quedaba el horror de ver saltar hechos pedazos a sus compañeros y ser salpicados por su sangre, golpeados por sus miembros y pasar a la primera fila, lo que les garantizaba ser los próximos en cuanto los cañones volvieran a estar cargados y disparar. Demasiado ilustrativo.
Podría decir que al igual que la Santa Inquisición, la cultura represora odia la sangre. Incluso prefiere, mientras se pueda, que parezca un accidente. Cuando son demasiados, hasta el santo desconfía, pero el diablo está seguro.
Hace poco escribí que la pedofilia no era una orientación sexual sino una desorientación mental. Ya que vulneraba el principio general de equivalencia, base de la cultura no represora.  En otras palabras: la pedofilia supone una relación jerárquica, la más atroz de las asimetrías. Sin embargo, creo que además de ser una desorientación mental, es una orientación cultural. Los manifiestos pedófilos lo equiparan con cualquier orientación sexual.  Por ejemplo: la homosexualidad. Pero omiten, no por desconocimiento, sino incurriendo en lo que se denomina doctrina de la real malicia, que la sexualidad tiene dos matrices: la pulsional y la vincular.  No pueden estar aisladas.  La pulsión sin vínculo es mera cantidad sin cualidad.  El vínculo sin pulsión es una abstracción inoperante.
En la pedofilia, sin entrar a discutir la diferencia con pederastia porque no me ocupo de los discursos de encubrimiento, la mutualidad de la matriz vincular está mutilada. El deseo es unidireccional. Se mutilan etapas, vivencias, experiencias.  Es una violación sexual y vital. Y como dice el evangelio, por sus frutos los reconoceréis. 
Niñas y niños quedan marcados de por vida. Los que sobreviven son pocos. Los que subviven son muchos más. Pero es otra forma de robar la infancia.  Como el hambre, el frío glacial, el calor abrasador, las enfermedades que origina la desnutrición.
Lo que pienso, y corro el pequeño riesgo de equivocarme, es que nada de esto es ámbito del código penal ni de prácticas punitivistas. Porque la justicia por mano ajena que algunos denominan Poder Judicial es siempre justicia clasista y patriarcal y nunca servirá para que los dueños del poder sientan tronar el escarmiento.
Lo sabemos: en el capitalismo las cosas, especialmente las mercancías, son personas. Quizá personas no humanas, pero personas.  Y las personas son cosas, y en la mayoría de nulo valor agregado.  No hay derechos: hay desechos humanos. La pequeña, pequeña, pequeña diferencia, si es que la hay, es pasar de carne de cañón a carne de perversión. Demasiado pequeña.  Demasiado.

Te puede interesar
Mugica

Múgica, medio siglo después

Por Carlos del Frade
Opiniones 13/05/2024

A cincuenta años del asesinato del padre Carlos Mugica, sacerdote tercermundista, la pregunta es qué queda de esos nombres, de esas revoluciones cristianas, de esos compromisos. Tal vez, en tiempos tan desangelados, sean memorias que permanezcan para implicar la construcción de un imprescindible futuro.

del frade

Deudas y saqueos: De la resignación al protagonismo

  Por Carlos del Frade
Opiniones 21/05/2024

Lo que sigue es el prólogo de un nuevo libro de Carlos del Frade. Investigación periodística y denuncia política cultural sobre los dos siglos que se cumplirán en julio de 2024 del empréstito de la Baring Brother. Pero lo económico y financiero es solamente una parte de una imposición cultural y política que viene desde hace tiempo y que nos sumerge en el más profundo individualismo.

Caballo

Animales sueltos: Establecer políticas públicas que cambien conductas

Miguel Peiretti
Opiniones 13/06/2024

En lugar de recaudar, sancionar formando y educando. La grave problemática de los animales sueltos es utilizada por el municipio para recaudar a través de multas o subastas de los mismos, mientras los equinos siguen circulando por la vía pública ocasionando accidentes poniendo en riesgo de la vida de las personas.

Narcobandas

Narcobandas, grupos de tareas y chicos torturados

Por Carlos del Frade
Opiniones 20/06/2024

Hay una matriz que se repite hasta el hartazgo. Bandas narcopoliciales siguen en este presente desapareciendo pibas y pibes con la misma metodología que utilizaban los grupos de tareas durante la última dictadura. Hace un manojo de días, un chico de 15 años fue rescatado y sobrevivió a ese destino del que tantos pibes no pudieron escapar.

Milei

La ley y Milei

Por Felipe Pigna
Opiniones 26/05/2024

Nunca pensaron los dueños del granero que, junto con el ejército de desocupados y la mano de obra barata, estaban importando la rebelión.

Las calles contra

Las calles contra el oscurantismo

Por Silvana Melo y Claudia Rafael
Opiniones 04/05/2024

Fueron mareas en las calles. Desde Jujuy a Tierra del Fuego. Se gritó rebeldía con la convicción de que la educación es uno de los pilares más excelsos de la humanidad. Hoy se empieza por las universidades, cumbre donde llega un porcentaje pequeño de la población. Y van por la escuela. Raída y que tantas veces no es transformadora. Pero van por ella.

Lo más visto
La imputabilidad de a juventud exiliada

La imputabilidad de la juventud exiliada

Por Laura Taffetani
Opiniones 18/07/2024

No se trata solamente de que no se dé una respuesta penal a un problema social al proponer bajar la edad de imputabilidad como remedio, sino que no exista un solo niño o niña más que viva desterrado en su propia comunidad con el solo destino de vivir infiernos sin cuento que se van tatuando en forma indeleble en sus almas que nacen puras.

Suscríbete gratis al Boletín Informativo para recibir periódicamente las novedades