Descubren un dinosaurio herbívoro de 93 millones de años

El hallazgo fue realizado en la provincia de Neuquén, en la Patagonia argentina. Se trata de un saurópodo de unos 18 metros de largo y unas 15 toneladas de peso. Un integrante del equipo detalla las particulares características de la especie y de la zona donde se lo encontró y el porqué del nombre, que también es homenaje y reconocimiento.

Sociedad 12/01/2024 Redacción Regionalisimo Redacción Regionalisimo
dinosaurio

El superorden de los Dinosauria (o dinosaurios, como se los conoce popularmente) incluye más de mil especies extintas de estos reptiles, de todos los tamaños, colores y formas. Muchos de ellos todavía no han sido descubiertos y otros se continúan en las aves.

Ahora, en un nuevo aporte para seguir llenando el “álbum de figuritas” o echar luz en el árbol genealógico de estos animales prehistóricos, investigadores argentinos descubrieron, en la Patagonia, un herbívoro de unos 93 millones de años. Se trata del Sidersaura marae y es una especie que perteneció al grupo de rebaquisáuridos, un conjunto que, ya de por sí, presenta algunas características particulares.

“Los rebaquisáuridos son un tipo de dinosaurios de cuello largo, es decir, saurópodos. Hace 20 años no sabíamos nada de estos rebaquisáuridos y, luego, se empezó a acelerar el hallazgo- cuenta, en diálogo con la Agencia CTyS-UNLaM, Sebastián Apesteguía, investigador del CONICET y parte del equipo que hizo el descubrimiento-. El tema es que tienen características que los hacen difíciles de preservar: las vértebras son muy delicadas, tienen aire en su interior que hace que cada lamina, cada parte fuera casi de cartulina, lo cual dificulta que se preserven en el registro fósil”.

Entre otras cuestiones, son de cuello largo, pero, a su vez, también tienen “pico de pato”, con un frente del hocico recto, transversal a la dirección del cuello, lo que les permitía colectar plantas blandas como helechos y ser óptimos a la hora de alimentarse. “Además, Sidersaura es, dentro de los rebaquisáuridos, de los más grandes que conocemos, con 18 o 20 metros de largo. Para comparar, otros saurópodos, como los titanosaurios, alcanzaban los 35 metros”, plantea Apesteguía.

Un dinosaurio con buena estrella

El trabajo publicado en la prestigiosa revista científica Historical Biology describe que del Sidersaura se han encontrado también huesos del cráneo, aparentemente un poco más duros que el resto del esqueleto y lo que permitió una buena conservación –“por eso decimos que es un ‘cabeza dura’”, comenta entre sonrisas Apesteguía-.

Pero, además, todos los reptiles tienen, en los huesos últimos de la columna, una suerte de arco que protege las arterias que están por debajo de la cola. “Este arco se llama hemal y, en el caso de este animal, tiene forma de estrella. Es por esta razón que lo terminamos bautizando Sidersaura, ya que, en latín, sider significa ‘estrella’, explica el investigador y paleontólogo.

 El nombre de la especie marae es en dedicación a Mara Ripoll, directora del Museo paleontológico “Ernesto Bachmann”. Ripoll se desempeñó durante muchos años primero como guía y luego como técnica del Museo. Actualmente es directora del mismo. “Creemos que su larga trayectoria en el Museo Paleontológico y su incansable predisposición a dar una mano en las mil situaciones que conlleva la labor paleontológica ameritan este homenaje”, asevera Apesteguía.

Por otra parte, los análisis indican un paso firme al andar del prehistórico animal. “El tobillo de los vertebrados terrestres está formado por dos huesos, el astrágalo y el calcáneo. Este último es prácticamente desconocido en los rebaquisáuridos, ya que no se ha preservado en los ejemplares conocidos. En Sidersaura, el calcáneo fue recuperado, y su morfología indica que otorgaba una mayor resistencia en el paso a la extremidad posterior”, agrega el investigador Lucas Lerzo, primer autor del trabajo y becario doctoral del CONICET en la Fundación Azara, de la Universidad Maimónides.

Una época húmeda para desarrollarse

Sidersaura marae proviene del Cañadón de Las Campanas, una localidad ubicada a unos 20 kilómetros de Villa El Chocón, en la provincia de Neuquén. En la zona afloran rocas de principios del Cretácico Superior conocidas como Formación Huincul, de una edad aproximada de entre 93 a 96 millones de años atrás.

“La formación Huincul es una unidad litoestratigráfica, es decir, un cuerpo de roca reconocido con ese nombre. Hay otras formaciones, como la de Candeleros, que representa una época árida, más cercana a un desierto, donde vamos a encontrar dunas de arena fosilizadas”, detalla Apesteguía.

La formación Huincul, en cambio, arranca con un episodio volcánico, una erupción que dejó cenizas y, por encima de ellas, se hallaron sedimentos que fueron dejados por ríos, con más barro que arena. “Los animales que encontramos en esta parte, como el Meraxes gigas o el Argentinosaurus huinculensis, vivieron en un ambiente más húmedo. Había restos de bosques, araucarias y pinos, entre otra vegetación”, especifica. En esta época, y conviviendo con el rebaquisáurido recientemente encontrado, había también especies de carcarodontosáuridos, los mayores dinosaurios carnívoros que hubo en el mundo”.

“Aparentemente, el Sidersaura marae se habría extinguido a mitad del Cretácico Superior, en lo que se conoce como ‘extinción TuCo’, o evento Turoniano-Coniaciano, hace unos 90 millones de años, es decir, bastante antes de la caída del asteroide que terminó aniquilando a todos los dinosaurios”, cierra Apesteguía.

Te puede interesar
Hacker

Mas de un centenar de robos millonarios mediante un "troyano"

Joaquín Fidalgo
Sociedad 15/05/2024

Los casos se multiplicaron exponencialmente en los últimos nueve meses en la provincia de Santa Fe. Se trataría del mismo virus, aunque todavía no está claro si se trata de una banda, dos o diez. Una vez que el virus se enquista en la computadora, automáticamente comienza a buscar y capturar información.

Ambiente

Día Mundial del Medio Ambiente: «Nuestras tierras, nuestro futuro»

Redacción Regionalisimo
Sociedad 05/06/2024

Como cada año se conmemora una jornada que invita a reflexionar sobre el cuidado de los ecosistemas que nos rodean y las reales políticas que aplican los Estados para su protección. “No podemos retroceder en el tiempo, pero sí podemos hacer crecer los bosques, revitalizar las fuentes de agua y restaurar los suelos. Somos la generación que puede hacer la paz con las tierras”.

cordobozo1

55 años del Cordobazo, gloriosa gesta popular

Por Carlos Ciappina*
Sociedad 29/05/2024

La gloriosa gesta popular ocurrida el 29 de mayo de 1969 y la llegada del Javier Milei a Córdoba para conmemorar el 25 de mayo, quien pretende implementar las mismas políticas que en aquel momento pretendían llevar adelante, y en alguna medida lograron aplicar quienes encabezaban la dictadura militar,  como trabajadores debemos hacer memoria y tener muy claro que tanto el 25 de mayo de 1810 como el 29 de mayo de 1969 se realizaron gracias a la movilización popular en pos de la Independencia y la Soberanía Nacional.

Lo más visto
La imputabilidad de a juventud exiliada

La imputabilidad de la juventud exiliada

Por Laura Taffetani
Opiniones 18/07/2024

No se trata solamente de que no se dé una respuesta penal a un problema social al proponer bajar la edad de imputabilidad como remedio, sino que no exista un solo niño o niña más que viva desterrado en su propia comunidad con el solo destino de vivir infiernos sin cuento que se van tatuando en forma indeleble en sus almas que nacen puras.

Suscríbete gratis al Boletín Informativo para recibir periódicamente las novedades