Libertad de expresión en riesgo: estoy amenazada de muerte por denunciar abusos sexuales

“Te mereces ser la próxima” me dijeron después de publicar una nota en Infobae. La libertad retrocede y nuestras voces, trabajos y vida está en riesgo

Opiniones 18/05/2023 Luciana Peker
RA7RQRSRK5EJXCVOUCIGDT6VTU
La periodista Luciana Peker

Las mujeres gritaron todo lo que les pasaba y que no podían decir a partir del 3 de junio del 2015. Ni Una Menos, Mi primer acoso, Cuéntalo y Yo te creo Hermana fueron los lemas de lo que en el mundo se conoció como la liberación de la palabra.

Los abusos sexuales eran moneda corriente y era el tiempo de hablar de lo que no se podía. Las periodistas escribimos de eso que pasaba, en las familias, en la televisión, en los clubes de futbol, en la política, como si no pasara nada. Para que no pase. Y sabemos que muchas de las cosas que pasaban ya no pasan. Es un éxito. Por eso molesta tanto. Porque no pueden hacer lo mismo que hacían y nadie les decía nada.

Pero a los que frenamos buscan frenarnos.

Ya no se puede escribir. Ya no se puede denunciar. Ya no se puede hablar. Si hablas te pueden enjuiciar por decir algo que no está probado en la justicia. Si vas a la justicia te dicen que el tiempo para denunciar ya paso y que la causa esté prescripta (igual que dicen que los actos probados en el expediente de la causa de Thelma Fardin existieron aunque no se puede probar la penetración, que solo se puede probar en el momento con ADN o con cámaras que no existen en la mayoría de los casos y que, por lo tanto, hacen imposible de denunciar prácticamente cualquier abuso) y que no se puede nombrar y que, además, si la nombras, te van a enjuiciar a vos.

Volvió el silencio.

Ya no se puede hablar de abuso.

No se puede hablar de abuso.

No se puede escribir de abuso.

No se puede contar de abuso.

Retrocedimos y volvió el silencio por la amedrentación del silenciamiento.

Si sos periodista y escribís y te aseguras que haya una causa judicial para poder relatar abusos de forma seria, sólida y además sin persecuciones innecesarias, los mecanismos de los sectores radicalizados te persiguen, te ponen en riesgo, te amenazan, obstaculizan tu trabajo y dinamitan tu salud mental.

Hoy ya no hay libertad de expresión y de ningún tipo ni para denunciar abusos sexuales, ni para hablar, ni para escribir.

Si las mujeres frenamos los abusos que todos conocían pero miraban para otro lado hoy podemos estar orgullosas que algunas de las prácticas naturalizadas no son más naturales. Pero el costo es que las que escribimos estamos viviendo situaciones de persecución, hostigamiento y amenazas que hacen imposible continuar con un periodismo que garantice la libertad necesaria para relatar y frenar los abusos.

Cambiamos la historia pero quieren hacernos pagar el costo de esta transformación.

Yo escribo en Infobae y pueden encontrar la cobertura de muchos casos de abuso que escribo con absoluta libertad y respaldo periodístico y humano. Hoy no es la norma. Por eso agradezco la humanidad y la libertad que son muy difíciles de encontrar y que garantizo que sucede en este medio. Pero aún desde un medio con libertad la censura es que el hostigamiento y las amenazas de muerte constan en una denuncia judicial que lleva más de dos años de investigación y 300 páginas de expediente por sectores a los que no les gusta lo que escribo.

La libertad no es hostigar, amenazar y hacer imposible la cobertura periodística de los abusos sexuales. La libertad retrocede y nuestras vidas y trabajos están en riesgo.

“Te mereces ser la próxima” me dijeron cuando publiqué en Instagram una nota que escribí para Infobae sobre femicidios. No es una forma de decir. Sacaron un teléfono a nombre de Thelma Fardin para amenazarme. Me escribieron con nombres falsos a mi whatsapp desde zonas remotas de Argentina. Encriptaron los IP y los emitieron desde Chile o zonas rurales del noreste. Sacaron un teléfono a mi nombre para realizar otras maniobras de hostigamiento o fake news. Hay sectores ligados a agencias de seguridad y fuerzas de seguridad involucrados en las maniobras de persecución por escribir y denunciar abusos.

No me quiero callar. No quiero que me callen. No quiero ser la próxima. No quiero dejar de escribir. Durante 25 años de carrera periodística escribí para que a las chicas no les vulneren su libertad, ni su integridad sexual. Para que el abuso sexual no pase como si nada. Para que los chicos también puedan defender su cuerpo y su dignidad. Para que las chicas puedan trabajar y desear. Estoy orgullosa de lo que conseguí y de lo que mejoramos. Pero en esta época de retroceso y de venganzas tengo miedo. Ya no puedo seguir escribiendo cuando cada letra tiene la contracara de la amenaza.

Hoy la libertad ya está en riesgo porque estamos en riesgo.

Te puede interesar
Belgrano y Guemes

Güemes y Belgrano

Por Carlos del Frade
Opiniones 26/06/2024

Güemes y Belgrano, protagonistas de estos feriados de junio, todavía viven en las necesidades de las grandes mayorías. Que hoy están empecinadas en asumir un rol de colonia contra el que ellos pelearon hasta su muerte. Esos dos tercos y desesperados revolucionarios que hoy verían con tanta decepción el presente de la patria.

De madres y trabajadores

De madres y trabajadores

Por Carlos del Frade
Opiniones 29/04/2024

La funcionaria que habla de madres narcocriminales. Los chicos de 15 años asesinados en el rosariazo y los chicos que hoy se marcan como asesinos. Los chicos desaparecidos, trabajadores, menores de treinta años. Una historia popular de la Argentina que ahora busca condenar a esos mismos chicos a los doce años.

del frade

Deudas y saqueos: De la resignación al protagonismo

  Por Carlos del Frade
Opiniones 21/05/2024

Lo que sigue es el prólogo de un nuevo libro de Carlos del Frade. Investigación periodística y denuncia política cultural sobre los dos siglos que se cumplirán en julio de 2024 del empréstito de la Baring Brother. Pero lo económico y financiero es solamente una parte de una imposición cultural y política que viene desde hace tiempo y que nos sumerge en el más profundo individualismo.

El himno y el hábitat de la niñez

El himno y el hábitat de la niñez

Por Carlos del Frade
Opiniones 29/05/2024

La desigualdad social atraviesa a la infancia e impacta en carencias habitacionales, ambientales y alimentarias. En una Argentina soñada para la equidad desde sus orígenes, este presente agrava las condiciones vitales día a día. Y ofrece esta realidad desfigurada por las pesadillas impuestas al servicio de unos pocos.

Mugica

Múgica, medio siglo después

Por Carlos del Frade
Opiniones 13/05/2024

A cincuenta años del asesinato del padre Carlos Mugica, sacerdote tercermundista, la pregunta es qué queda de esos nombres, de esas revoluciones cristianas, de esos compromisos. Tal vez, en tiempos tan desangelados, sean memorias que permanezcan para implicar la construcción de un imprescindible futuro.

Arabe

Decisión incomprensible

Redacción Regionalisimo
Opiniones 28/06/2024

La Argentina, país multicultural por excelencia, cuenta a la comunidad árabe entre las principales del país.

Lo más visto
EFA Alpina

Desarrollo entre Inta y EFA del tambo

Redacción Regionalisimo
Regionales 12/07/2024

Escuela de Formación Agraria (EFA) de Colonia Alpina y el Inta Malbran trabajan mutuamente para extender los conocimientos en lechería al alumnado. La misma se enmarca en el programa de extensión de la Agencia de Extensión Rural Malbrán

Embarazo

Prevención del embarazo adolescente, ¡afuera!

Redacción Regionalisimo
Pais 13/07/2024

El gobierno de Javier Milei desmanteló el Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (Enia), que funcionaba con éxito en varias provincias desde 2018. ¿Qué pasa cuando la quita de derechos es más costosa que la implementación de políticas públicas?

Agencia quiniela robo

Decimo quinto robo: Lo golpearon con un revolver para robarle

Redacción Regionalisimo
Sucesos 11/07/2024

Golpearon en el rostro al propietario de un local de quiniela en Morteros para robar dinero en efectivo. La víctima que sufrió junto a sus familiares quince robos convocó a ayudar a recuperar de la enfermedad que padecen las personas que cometen estos hechos.

Suscríbete gratis al Boletín Informativo para recibir periódicamente las novedades