Realizan la caminata plurinacional por el agua: “No es sequía, es saqueo”

En medio de la emergencia hídrica, asambleas socioambientales, comunidades indígenas, grupos vecinales y organizaciones se movilizarán este sábado en Cosquín.

Provinciales 27/01/2023 Redacción Regionalisimo Redacción Regionalisimo
multimedia.normal.b61d117f5cd89dbd.63616d696e617461206167756130303030325f6e6f726d616c2e77656270
La marcha se realizará este sábado en Cosquín

“Córdoba es una provincia que en sus políticas públicas no tiene la preservación y el cuidado de los recursos de los que dependen nuestras vidas. Nosotros necesitamos el agua para vivir. Sin embargo, acá se desmontó, no hay protección del bosque nativo, se quitaron tierras, tierras ancestrales, no se protegen las cuencas, los ríos; incluso se hacen emprendimientos a la orilla de los ríos y se van secando. Todo esto ocurre porque no hay protección de los territorios”, dice a La Nueva Mañana, Silvia Cruz, integrante de “Vecinxs Unidxs en Defensa de un Ambiente Sano” (Vudas), la organización de las y los habitantes de barrio San Antonio, al sur de Córdoba capital, se enfrenta desde hace 10 años con la contaminación de la empresa de bioetanol Porta Hnos; su reclamo judicial llegó a la Corte Suprema y aguardan resolución para que se frene la actividad que afecta el vecindario. 

“Nosotros apoyamos esta caminata desde la lucha contra Porta, una empresa que utiliza millones de litros de agua de red diarios. Una situación que es parte de la política pública del gobernador Schiaretti, que apuesta al negocio extractivista, que es el negocio que más consume agua”, agrega Cruz sobre la convocatoria en Punilla. Se refiere a la 15a Caminata Plurinacional por el Agua, la Tierra y la Vida, este sábado a las 18.30 en Cosquín y donde asambleas socioambientales, comunidades indígenas, grupos vecinales y organizaciones se movilizarán contra la desprotección estatal de los recursos esenciales. 

La escasez del agua

“Hacemos esta Caminata en momentos en que la escasez de agua se ha profundizado a niveles nunca antes vistos. Casi toda la provincia de Córdoba está en crisis hídrica, los diques están semivacíos y/o contaminados, día a día se conocen más casos de arroyos y vertientes que se secan, en medio de muy altas temperaturas” difundieron esta semana desde la organización de la convocatoria a través de un documento en el que, además, denuncian el avance de la megaobra de la Autovía de Punilla, iniciada en 2022 pese a la resistencia vecinal y desoyendo el resultado de la Audiencia Pública que dictaminó un 90% de rechazo a la obra y al estudio de impacto ambiental.

Las organizaciones socioambientales que marcharán este sábado alertan que tanto en el valle de Punilla como en Paravachasca, las consecuencias de las obras sobre las cuencas ya están a la vista. “Es muy grave la destrucción de monte nativo que afecta la provisión de agua ahora y afectará en el futuro” aporta Eugenia Caraballo, vecina de San Roque e integrante de la Asamblea de Punilla, y se explaya: “Lo que principalmente está llevando a la falta de agua es este modelo extractivista que destruye los territorios, por eso es importante entender que el agua que sale de la canilla viene del monte y por ello hay que prestarle atención a los desmontes, los incendios intencionales, las megaobras, los emprendimientos inmobiliarios, la destrucción de la biodiversidad. El agua empieza a escasear y suceden cosas como lo del arroyo en Alta Gracia, donde algunos tienen el poder de apropiarse del agua. Es algo que viene pasando y lo vamos a sentir peor, porque el recurso del agua está en peligro, por eso decimos que no es sequía, sino saqueo. Acá en San Roque hay vecinos que pasan diez días sin tener una gota de agua”. 

En esa línea, Silvia Cruz retoma y señala que Córdoba no está inmersa en la nada, sino en una Argentina cuyo medioambiente también se está desprotegiendo: “Schiaretti quiere traer agua del Paraná. Sin embargo, el Paraná está sufriendo una de las bajantes más críticas de todos estos años, ¿qué agua va a traer?”, dice y cierra: “No existen políticas públicas que protejan el agua que vamos a tomar, por eso es tan necesaria esta caminata que es un llamamiento a reflexionar, porque todos, todas, tenemos que empezar a tener conciencia ambiental de la protección del lugar donde vivimos”.

 LA MARCHA: la convocatoria es en Cosquín a las 18:30, en la esquina de Obispo Bustos y San Martín, frente a la plaza del folclore y desde allí se marchará hacia la Plaza San Martín.
El vínculo con el entorno 
“Históricamente acá somos el pueblo Camiare, el pueblo Comechingón, los Sanavirones, el pueblo Ranquel, que estamos desde hace mucho en estas tierras, y entendemos que caminar por el agua, la tierra y la vida es una de las tantas maneras de mostrar, una vez más, que estamos vivos, vivas, con proyección a futuro, organizándonos”, dice Pablo Reyna, licenciado en Historia, docente de la Universidad Provincial de Córdoba (UPC), del Instituto de Cultura Aborigen (ICA) e integrante de la Comunidad Timoteo Reyna, del pueblo Camiare (Comechingón), que participará también de la convocatoria. “Volver a visibilizar nuestra presencia y caminar con otros y otras, es necesario para mostrarle al común de la gente que por ahí no se compromete con estas cuestiones que son problemas que nos atraviesan a todos”, completa.

Reyna cuenta que el avance inmobiliario, el desmonte, “este extractivismo”, es una cuestión que va por todo el territorio, y que en particular también se afectaron sitios sagrados de los pueblos originarios, como pircas, morteros, enterratorios. “Lugares de memoria para nosotros porque nos permiten recordar, saber quiénes somos, nos permiten vincularnos, revincularnos con nuestra historia que no ha sido contada desde el punto de vista pedagógico, institucional pero que anida en nuestras memorias, y si se atenta contra esos espacios también se atenta contra nuestra memoria e identidad. Por eso nosotros decimos que no solo políticas ecocidas sino también etnocidas, porque también atentan contra la presencia de pueblos anteriores al Estado”. 

Para Reyna la clave está en la relación que establecen las distintas sociedades con el entorno, donde muchas veces impera la creencia que aquello que nos rodea son recursos para el desarrollo. “En ese sentido, si uno cree que está por sobre la naturaleza en vez de verse como naturaleza y parte de ella, es lógico que uno termine apropiándose, transformando y hasta destruyendo el entorno”, señala.

“Todo esto que estamos viviendo en cuanto a la crisis ambiental, y sobre todo ante la crisis hídrica, es una evidencia de una forma de establecer un vínculo con nuestro entorno, que pone en el centro del universo al hombre por sobre la naturaleza, desentendiéndose que somos uno más en el planeta Tierra y que si cuidamos el entorno, podemos seguir viviendo, teniendo tierra, agua. Entonces la crisis hídrica está relacionada en cómo concebir el entorno”, dice el docente universitario y plantea que cualquier solución que se le den a las necesidades sociales que se viven ahora respecto al medio ambiente tienen que estar atravesada por decisiones políticas. “En este momento vivimos bajo un orden que no hemos elegido como pueblos indígenas, que es el orden del Estado Nación y obviamente las mayores responsabilidades frente a los desastres ambientales que estamos viviendo tienen que ver con cómo se ha pensado ese vínculo con el entorno; por lo tanto, las soluciones tienen que venir de ahí”, explica Reyna y agrega: “Si bien las políticas tienen que ser claras para revertir el impacto ambiental, tienen que estar también construidas desde la comunidad y desde abajo con los saberes indígenas, con los saberes de las universidades, con los sectores ambientales. Con esa pluralidad de voces creo que podríamos empezar a dar soluciones”.

Te puede interesar
Lo más visto
Beagle

Investigan el carbono azul del Canal Beagle, clave para la salud del planeta

Por Eliana Piemonte
Sociedad 20/05/2024

Los ecosistemas marinos tienen gran capacidad de capturar carbono y mantenerlo alejado de la atmósfera. Esto es vital ya que el dióxido de carbono es uno de los principales gases productores del efecto invernadero que sube la temperatura de la Tierra. Un equipo de la UNC y el Conicet estudia el carbono azul en el Canal Beagle.

Suscríbete gratis al Boletín Informativo para recibir periódicamente las novedades