El Secretario de Servicios Públicos de Morteros fue agraviado por un empleado despedido

El municipio denuncia que el Secretario de Servicios Públicos fue agraviado por un empleado y aboyado su auto particular. El funcionario en varias oportunidades fue cuestionado por las dos entidades gremiales por malos tratos con el personal.

Locales 15/02/2024 Redacción Regionalisimo Redacción Regionalisimo
Amenazas Morteros

A través de un comunicado el municipio manifiesta que a las 5:05 hs. aproximadamente del día jueves 15 de febrero, se decidió comunicarle a un empleado municipal que, debido a faltas reiteradas las cuales habían sido apercibidas en su momento y al hacer caso omiso a las advertencias, se procedería a prescindir de su servicio.

En ese momento, el “ex empleado comienza a elevar la voz y a agredir verbalmente al secretario de Servicios Públicos, a los que éste no responde. El ex empleado sale de la oficina y posteriormente regresa con una botella para amenazarlo”.

“Ante la falta de respuesta a la agresión, se dirige hacia afuera y golpea el vehículo del secretario, produciéndole una abolladura”, siempre según la versión municipal.

Ante esta situación, se procede a llamar a la policía y al llegar, la persona ya se había retirado.

Marcelo Bossio

Luego de esto, “continúan las amenazas de manera telefónica. En este momento, se ha dado curso a la intervención del área de legales del municipio para analizar las medidas a seguir”.

Cabe señalar que en distintas reuniones mantenidas por representantes de los dos sindicatos que representan a los trabajadores municipales pusieron de manifiesto al intendente municipal acerca de los malos tratos a los que eran sometidos los empleados por el Secretario de Servicios Públicos, Marcelo Bossio, quien ahora denuncia que fue agraviado por un empleado al comunicarle de forma verbal que lo dejaría sin trabajo.

Te puede interesar
Lo más visto
La imputabilidad de a juventud exiliada

La imputabilidad de la juventud exiliada

Por Laura Taffetani
Opiniones 18/07/2024

No se trata solamente de que no se dé una respuesta penal a un problema social al proponer bajar la edad de imputabilidad como remedio, sino que no exista un solo niño o niña más que viva desterrado en su propia comunidad con el solo destino de vivir infiernos sin cuento que se van tatuando en forma indeleble en sus almas que nacen puras.

Suscríbete gratis al Boletín Informativo para recibir periódicamente las novedades